Search
Domingo 22 Julio 2018
  • :
  • :

Rescatan especies de flora nativa de Magallanes para recuperar zonas degradadas de Punta Arenas

Un entusiasta grupo de colaboradores se trasladó al sector de Tres Morros, distantes a unos 45 kilómetros al sur de Punta Arenas, a participar en una actividad de rescate de flora nativa. Los participantes extrajeron plantas de arbustos como calafate, romerillo y murtilla, y de árboles como coigüe de Magallanes y lenga, que posteriormente serán utilizados para revegetar zonas urbanas degradadas.

La actividad se enmarcó en el proyecto Fondo de Protección Ambiental (FPA) “Re-valorando nuestra biodiversidad rescate y restablecimiento de flora nativa en nuestras ciudades, Punta Arenas y Puerto Natales”, ejecutado por el Centro Regional Fundación CEQUA y financiado con recursos del Ministerio de Medio Ambiente.

Según explicó la investigadora a cargo del proyecto, Fiorella Repetto Giavelli, el rescate de plántulas en el camino a Tres Morros, contó con el apoyo de la Dirección de Vialidad y el grupo de Forjadores Ambientales de la Junta de Vecinos Seno Almirantazgo.

Se trató de la primera actividad de este tipo que se realiza en el marco del proyecto y se realizó en esta época del año considerando las características de las plantas y que no se afectará su proceso de desarrollo posterior. En total se recuperaron 159 plantas, las cuales en su totalidad corresponden a especies nativas como chaura, zarzaparrilla y  frutilla silvestre, además de las antes mencionadas.

El equipo a cargo decidió acudir al lugar en cuestión considerando que en ese sector se está realizando un ensanche del camino existente, que significará talar la vegetación que está a 10 metros de cada lado de la ruta, y para lo cual se cuenta con los permisos necesarios.

“Nos enfocamos en especies nativas que pudieran rescatarse y para ello optamos por las que tuvieran un máximo de 15 centímetros de altura, para que se adaptaran fácilmente al cambio de lugar. Las plantas fueron trasladadas al invernadero de Fundación CEQUA, donde permanecerán todo el invierno, para que sigan creciendo en condiciones controladas, y para re plantarlas en primavera en áreas que se encuentran degradadas”, argumentó la ecóloga.

Junto con resaltar el entusiasmo de los participantes, en particular de los niños que conforman el grupo de Forjadores Ambientales de la Junta de Vecinos Seno Almirantazgo, Fiorella Repetto, señaló que la idea es repetir esta actividad en primavera en otra área del mismo camino a definir en conjunto con la Dirección de Vialidad.

El geógrafo y analista ambiental de la Dirección de Vialidad, Diego López, manifestó que proyectos de este tipo son valiosos porque acercan a la comunidad a la naturaleza, enseñando sobre el valor que ésta tiene y también sobre los cuidados que necesita. “Si bien la superficie a intervenir por el camino será reforestada durante los próximos años, este proyecto de ‘rescate’ tiene un impacto múltiple, porque se están salvando plantas que, de lo contrario, iban a ser cortadas. Estas plantas están siendo llevadas a la ciudad donde muchas veces se olvida el valor que tiene forestar con especies nativas privilegiando especies exóticas (pinos, retamos o álamos) y, por otro lado, se educa a la población. Es un muy buen proyecto y nos sentimos honrados y orgullosos de poder ayudar”, afirmó.

En Puerto Natales se realizará una experiencia similar, ya que existe el compromiso de apoyar el re-diseño y forestación de una plaza que se encuentra en la cercanía de la Escuela Capitán Juan Ladrillero.