Search
Martes 22 Mayo 2018
  • :
  • :

Jornada de Cariología se realizó en el Hospital Clínico de Punta Arenas

Participaron más de 40 profesionales de centros de salud de toda la región.

Con la participación de más de 40 profesionales de la red asistencial de la región se desarrolló la Jornada de Actualización de Cariología Clínica para Odontólogos, capacitación organizada por la SEREMI y el Servicio de Salud de Magallanes con el objetivo que los participantes renueven sus conocimientos, reconozcan y empleen competencias técnicas que le permitan realizar un adecuado diagnóstico y tratamiento de las caries dentales, basado en la evidencia científica disponible y en los conceptos de una odontología mínimamente invasiva.

Al inaugurar la jornada, la SEREMI de Salud, Mariela Rojas, destacó la preocupación permanente para el sector salud de acercar y aumentar las posibilidades de capacitación a profesionales que tienen un trabajo de atención y trato directo con la comunidad. Que a su vez, son los responsables de hacer realidad las políticas y programas gubernamentales en materia de salud bucal.  

A su vez, la Directora (S) del Servicio de Salud Magallanes, Dra. María Cristina Díaz, manifestó que “participan en esta jornada profesionales de la red tanto de Punta Arenas, Puerto Natales, Porvenir y Puerto Williams, con el objetivo de actualizar sus conocimientos en lo que respecta a cariología, para tener a nivel de toda la red un protocolo estandarizado, una misma manera de trabajar y con los últimos estándares de calidad”.

La capacitación contó con la participación de dos docentes de pregrado y posgrado de cariología clínica de la Universidad de Chile: Dr. Gonzalo Rodríguez Martínez y Dr. Rodrigo Cabello Ibacache, ambos magister en ciencias odontológicas con mención en cariología. En la ocasión se abordaron los siguientes temas: Factores de riesgo de caries, detección clínica de lesiones de caries, tratamientos y recomendaciones.

El Dr. Gonzalo Rodriguez explicó que “de alguna manera el enfoque restaurador, o sea, que la gente vaya solamente a realizarse restauraciones o tapaduras a un centro de salud o a una consulta, no resuelve el problema. Sino que la caries dental se conoce como una enfermedad crónica, por lo tanto se necesita de controles. Y necesitamos que la ciudadanía y nuestros pacientes entiendan que no es suficiente con realizarse las tapaduras, sino que tienen que controlarse como cualquier enfermedad crónica”.

“Hoy día el enfoque preventivo es lo primordial. Por lo que es fundamental el cepillado con pasta dental con flúor. Otro elemento muy importante también es limitar el consumo de azucares. Además, si nosotros vamos al dentista no solo cuando nos duele algo, sino que valorando lo que es la prevención, definitivamente el camino va a ser distinto y vamos a tener una ciudadanía más empoderada y en mejores condiciones”, agregó.

En tanto, el Dr. Rodrigo Cabello, recalcó que “el llamado es que nuestra alimentación sea equilibrada. Consumir alimentos libres de azucares, que tratemos paulatinamente de ir eliminando el azúcar añadido a nuestra dieta, porque es un componente que no nos aporta nutritivamente, que nos hace engordar, que nos ocasiona problemas de obesidad, y que además trae como consecuencia problemas de caries. Una meta es que solo el 10% del total de las calorías que consumimos diariamente estén vinculadas con azucares, y que ojalá lleguemos a que sólo el 5% de nuestra dieta contenga alimentos con azúcar añadida. Hoy día para la población es más fácil, porque por la ley de etiquetado nutricional podemos saber aquellos alimentos que son altos en carbohidratos versus los que no”.    

La caries dental es uno de los principales problemas de salud que afectan a la población chilena, la epidemiologia actual demuestra que este problema comienza desde temprana edad. A los dos años un 17% de los niños y niñas presenta caries dental, a los 6 años un 70% presenta la enfermedad, llegando a casi un 100% de la población adulta con historia de caries.

Este problema de salud afecta a las personas pudiendo producir dolor, infección, dificultad para comer, y en casos más avanzados de la enfermedad, producir la pérdida de dientes con consecuente daño estético, problema para relacionarse con otras personas o ser una limitante a la hora de buscar trabajo.

Según la Encuesta Nacional de Salud (ENS) 2016 -2017, el 54,6% de las personas tiene presencia de caries cavitadas, siendo mayor el daño en el rango etario de 45 a 64 años y personas con menos de 8 años de estudios. Por lo que un alto porcentaje de la población necesita tratamiento odontológico en base a la restauración de sus piezas dentales. Por este motivo hoy en día conocer los fundamentos teóricos y prácticos para efectuar procedimientos preventivos y restauradores estéticos es fundamental.