contador de visitas gratis
Search
Sábado 18 Mayo 2019
  • :
  • :

Joven madre, paciente de cirugía bariátrica: “Es una nueva oportunidad que me da la vida”

“Me cuesta creer que en realidad exista una persona gordita feliz (…) ahora, más que nerviosa, estoy ansiosa. Quiero que pase luego”. Con esas palabras Carolina Veas Castro enfrentaba las horas previas a la cirugía a la que fue sometida el pasado 13 de febrero en el Hospital Clínico de Magallanes, intervención que aguardaba desde 2016. Hoy, a sus 26 años, aspira realizar actividades cotidianas que para ella eran sólo un sueño.
El pasado sábado 16 de febrero fue dada de alta la joven puntarenense, quien, con 135 kilos, fue sometida a una cirugía bariátrica, intervención que, en la práctica, reduce su capacidad digestiva, provocando una menor absorción, y, por ende, una baja de peso.
“Desde siempre fui gordita, pero más grande empecé a subir mucho de peso, el cual nunca pude bajar”, relata Carolina, en palabras que reflejan lo que muchas personas enfrentan ante la obesidad. Afirma que vio cómo, poco a poco, se le fueron cerrando puertas, muchas de ellas en el ámbito laboral, perdiendo oportunidades de trabajo que se veían minadas al ser considerada más su condición física, que sus capacidades.
Sin embargo, la joven magallánica se las ha ingeniado para mantenerse activa y así salir adelante junto a su familia, principalmente con Gabriel, su hijo de 9 años, por quien admite, espera poder cumplir su sueño de bajar de peso.
“Quiero poder salir con él y no cansarme, ir a andar en bicicleta y que no se rompa. Ese es un sueño que tengo, ya que hace años que no me subo a una ‘bici’”, indicó.
Asimismo, confesó que mantiene deseos muy ocultos, como comprarse ropa juvenil sin tener que ir a tiendas de tallas especiales, o incluso, poder usar un traje de baño.
Eso sí, tiene claro que el camino que ahora le espera es complicado. Se ha venido preparando por meses para esta oportunidad, que no sólo significa cambiar sus conductas de alimentación, sino que también sus hábitos de vida, hacer mayor actividad física, comer sanamente, y superar las primeras semanas tras la cirugía para evitar cualquier tipo de complicación.
“Estoy feliz, es una nueva oportunidad que la vida me está dando, y quiero aprovecharla. Es un cambio de vida para mí y para mi hijo”, afirmó Carolina.
Procedimiento médico
Sobre el procedimiento quirúrgico, explicó el cirujano digestivo, Alejandro Altamirano, que con este procedimiento “se espera una baja de peso considerable, junto a una mejora en la calidad de vida del paciente y evitar patologías futuras metabólicas o cardiovasculares”.
Añadió el profesional que “lo que se espera con este tipo de pacientes, es que tengan una buena tolerancia a la cirugía, que tengan una recuperación favorable y rápida, y que en el corto plazo (2 semanas) estén haciendo una vida normal”.
Respecto del peso que se espera que baje un paciente con manga gástrica, estimó el médico que podría significar llegar a un 60 o 70 por ciento de su sobrepeso. En el caso de Carolina, más de 55 kilos.