contador de visitas gratis
Search
Miércoles 17 Julio 2019
  • :
  • :

Agua embotellada en Puerto Williams, la más pura del planeta, saldrá al mercado regional

Un emprendedor de Puerto Williams logrará concretarlo tras una resolución sanitaria autorizada por la Seremi de Salud de Magallanes y la Antártica Chilena, requisito mínimo para que pudiera venderla fuera de la isla Navarino. En el futuro espera comercializarla a nivel nacional e internacional.

En 2015, un grupo de científicos estadounidenses de la Universidad de Texas eran habituales comensales en el restaurante Wulaia de Puerto Williams. A su dueño, Jaime Cárcamo, le llamó la atención que no bebían vinos, cervezas ni bebidas no alcohólicas. Sólo tomaban agua potable que les traían en jarras.

Un día, su curiosidad pudo más y les preguntó las razones de su decisión. “Me dijeron, ‘¿sabe por qué? Porque ésta es el agua más pura del planeta. Nosotros somos científicos y lo hemos comprobado, y va a ser así (…) Fue por años y lo sigue siendo’”, recuerda Cárcamo. Pasaron algunos meses, y a fines de ese año la noticia llegó hasta los medios internacionales: Las aguas dulces de Puerto Williams poseían un 100 por ciento de pureza tras un análisis realizado por los expertos del mencionado establecimiento educacional, además de la Universidad de Magallanes y el Instituto de Ecología y Biodiversidad.

Cárcamo, quien arribó a Puerto Williams en 2007 como contratista de obras en la caleta que lleva el nombre de su restaurante, pensó: “si tenemos el agua más pura del planeta, es el momento de que el mundo sepa que existe. Y si la purificamos de mejor forma, le damos un valor agregado. Si ya es pura, purificar un poco más, es más pura todavía. De ahí nació esta idea, en el año 2016”, rememora el emprendedor local.

El producto comenzó a tomar cada vez más fuerza, poniéndolo en marcha de manera personal con aguas de los Dientes de Navarino y el río Róbalo, las que posteriormente pasaban por un proceso de purificación, envasado y etiquetado. Todo esto ya lo estaba logrando con exitosas ventas en el comercio local.

Sin embargo, faltaba un paso más: exportar su emprendimiento más allá de la isla Navarino. Y no lo podía hacer, pues le faltaba una resolución sanitaria de envasado de agua por parte de la Secretaría Regional Ministerial de Salud de Magallanes y la Antártica Chilena. Debió esperar varios años hasta que finalmente, el 21 de marzo pasado, la entidad le autorizó este documento tan necesario para crecer su negocio y su marca, denominada Aguarino.

“La gran noticia de esto, es que por fin vamos a poder salir al mercado regional, nacional y, si Dios quiere, también mundial (…) Poder dar a conocer este nuevo producto local, de nuestro propio emprendimiento, es un valor agregado importante en nuestra comuna (…) Su denominación de origen lo dice todo: el agua más pura del mundo”, recalca Cárcamo entusiasmado.

El gobernador de la Provincia Antártica Chilena, Nelson Cárcamo, en medio de su visita al lugar donde el emprendedor desarrolla su producto, manifiesta sentirse orgulloso por el esfuerzo, tesón y visión de Jaime. “Ha sacado un producto netamente made in Puerto Williams, lo que significa que con esfuerzo, con trabajo, ha logrado hoy día tener un producto, que proviene del agua más pura del planeta, hecha, producida y elaborada, en la ciudad más austral del mundo”, comenta.

El emprendedor asegura que tras esta decisión, ya hay interesados en adquirir Aguarino en la zona austral. “Hoy día no tenemos más que hacer que dedicarnos a producir y a vender estas aguas. Que se conozcan a nivel mundial, sería lo ideal. Incluso en Ushuaia también hay interesados. Cuando vino la otra vez una delegación de operadores turísticos, se vieron muy interesados en poder tenerlas en Ushuaia. También ellos tienen su propio producto, que podemos intercambiar. El mercado está, solamente hay que hacer los nexos necesarios para que todo esto resulte”, dice.

El precio al por mayor de la botella de 500 centímetros cúbicos es de mil pesos. Además, en Puerto Williams vende botellones retornables de 20 litros a 5 mil pesos. Estos incluyen un dispensador que entrega en comodato, sin costo para el usuario. En primera instancia, Cárcamo quiere enviar vía ferry a Punta Arenas sólo las botellas. En el caso de los botellones requerirá un tiempo más de organización.

Y, como pocas veces visto en la isla, salvo casos puntuales como la centolla cuando está en su temporada de extracción, saldrá un producto genuinamente de la zona hacia el norte, hecho que los vecinos de Puerto Williams no están acostumbrados, pues usualmente sólo reciben mercadería proveniente de la capital regional, y no de la forma contraria. “Vamos a sumar un producto saliendo al mercado desde Puerto Williams. Es un tremendo orgullo”, finaliza un emocionado Jaime Cárcamo.