contador de visitas gratis
Search
Sábado 20 Julio 2019
  • :
  • :

Asamblea de Mujeres entregó información sobre avances en materia de género en la UMAG

Cerca de cien universitarias, entre estudiantes, funcionarias y académicas de la Universidad de Magallanes, asistieron, recientemente, a la Asamblea de Mujeres convocada por las alumnas que conforman la Jauría Feminista UMAG. En la ocasión, se dieron a conocer los principales avances institucionales en temas de género, todos los cuales fueron logrados tras la movilización feminista de 2018.

Para comenzar el encuentro, las estudiantes de la Jauría dieron cuenta de las reuniones periódicas que han sostenido con el rector Juan Oyarzo y su equipo de gestión a fin de trabajar los puntos del petitorio que se presentó el año pasado, frente a lo cual se mostraron satisfechas por la buena acogida y la disposición constante al diálogo que ha tenido con el movimiento la primera autoridad universitaria.

Sobre el tema, informaron que, entre los principales puntos tratados en la última reunión, se destacó, por ejemplo, la creación del nuevo crédito cultural de género que comenzó a impartirse el pasado 11 de abril con 40 estudiantes inscritos y, asimismo, la gestión que se está haciendo con el Mineduc para liberar los fondos que permitan brindar las capacitaciones en dicha materia a la comunidad universitaria, y que deberían iniciar durante el mes en curso.

Junto con ello, comunicaron que, prontamente, estará listo el nuevo protocolo de acción en casos de acoso, violencia y discriminación que se encuentra trabajando la Mesa Triestamental para políticas de género, documento que, previa publicación, debe ser analizado y aprobado por el Consejo Académico y la Junta Directiva.

Otro avance importante, según detallaron las alumnas, es el reconocimiento de la condición MAPAU, un beneficio al que puede optar cualquier madre, padre o tutor legal al cuidado de niños y niñas hasta los 14 años de edad. De esta forma, los estudiantes que acrediten esta condición, tienen derecho a la recalendarización de sus actividades evaluadas en caso de licencia médica del o la menor al cuidado, y a la rebaja en el porcentaje de asistencia obligatoria que exige cada ramo, entre otros.

Unidad de Prevención y Dirección de Género

Uno de los mayores hitos de este proceso de negociación para las estudiantes agrupadas en la Jauría Feminista UMAG, fue la creación, casi inmediata, de la nueva Unidad de Prevención y Acompañamiento en materias de violencia, acoso y discriminación, que partió sus funciones en octubre del año pasado en calle Chiloé 765 . Es por ello, que invitaron a exponer y resolver dudas, a las dos integrantes del equipo: la abogada, Sintia Orellana Yévenes y la psicóloga, Dayana Mora García.  

De acuerdo informaron las profesionales, a la fecha, han recibido más de 50 denuncias, las que se encuentran en proceso de investigación para poder verificar la responsabilidad administrativa en cada caso, si es que la hubiere. “Estamos tomando muchas causas”, señaló Dayana Mora, precisando, de paso, que “nuestro trabajo no se acaba ahí, porque nosotras, aparte de la asesoría legal y psicológica, lo que ofrecemos hacer es un proceso de acompañamiento a las denunciantes, donde toda la información es muy confidencial y reservada, así que pueden estar tranquilas porque es nuestro principio de funcionamiento”.

Sintia Orellana, por su parte, comentó que la arista de prevención también es muy importante para el trabajo que desarrollan como Unidad. “Tenemos claro que la capacitación y sensibilización en temas de género es uno de nuestros principales objetivos y lo vamos a trabajar. La idea es organizar charlas, talleres y cosas afines, entonces vamos a abarcar ambas áreas“, afirmó.

En la oportunidad, las estudiantes, además, anunciaron que la abogada, especialista en género, había sido designada, hace unos días, como la nueva Directora de Género de la Universidad de Magallanes al cumplir con todos los requisitos para el cargo.

“La Universidad está en un muy buen pie porque ha hecho bastante en poco tiempo y eso nos da la posibilidad de proyectar, positivamente, nuestro trabajo. Primero, hay que hacer un diagnóstico y ponerse a trabajar en la política de género de la Universidad. Sabemos que se trata de un tema estructural que va requerir mucho tiempo porque implica un cambio cultural, pero es hacia allá adonde apunta la Dirección de Género”, concluyó la nueva directora.