contador de visitas gratis
Search
jueves 26 marzo 2020
  • :
  • :

Fuertes pérdidas registran los Fondos de Pensiones

Notorias bajas han acumulado los distintos fondos de pensiones desde inicios de 2020, agudizado el efecto debido a la contingencia sanitaria mundial por el Covid-19 y la incertidumbre que esto ha provocado en los mercados mundiales. Sólo en 2020, el Fondo A, por ejemplo, ha bajado un 20%.

No obstante, dependiendo de la edad del cotizante, estas pérdidas se pueden recuperar en el mediano y largo plazo. La diferencia estará dada, eso sí, en la edad que tenga la persona y en la cercanía con la jubilación propiamente tal.

¿Pero qué es lo que está pasando?

La dinámica es que un porcentaje no menor de la fuerza laboral a nivel mundial está en cuarentena, mucha de la cual no puede compensar sus labores con teletrabajo. Esto genera despidos o inactividad en general que a su vez causa un círculo vicioso en la producción, lo cual contrae la demanda agregada mundial.

“Si la gente a nivel mundial demanda menos bienes y servicios, esto implica que no se requiere el nivel de producción presente y se produce una recesión. Ante estas expectativas los inversionistas financieros tienden a vender sus activos, lo cual genera una baja en sus precios, generando la caída generalizada en las bolsas mundiales. Nosotros como país no escapamos de esa dinámica, por lo que todos los fondos riesgosos seguirían la misma tendencia”, planteó el ingeniero Civil Industrial y magíster en Finanzas, el académico de Ingeniería Comercial USS, Gonzalo Chávez Cerda.

¿A quién perjudica más?

Para los jóvenes, esto es un bache, añadió Chávez, porque en el largo plazo la rentabilidad de los fondos ha sido históricamente positiva. “Si desean pueden especular, cambiándose de fondo en la medida de que crean que maximizaran su rentabilidad. Pero para los más cercanos a la jubilación es más complicado. Hoy por hoy no existe ningún tipo de cobertura, en la cual los más cercanos a jubilarse digan por ahora no invierta en nada, prefiero quedarme en cero rentabilidad. Algunos especulan que los fondos D y E se recomiendan para estas personas, dado que, si bien sus rentabilidades han sido negativas, se podrían minimizar las pérdidas.

Desafíos

En estos momentos, bajo el contexto social y el complejo escenario sanitario, producto de la pandemia, todos los fondos han presentado pérdidas, pero también se debe considerar que estos efectos son transitorios y que se pueden recuperar, en parte, una vez que pasen las etapas más críticas del virus.

El doctor en Economía y Empresa UEM-España y director de Carrera Contador Auditor de la Unab, Hugo Moraga Flores, esbozó ciertas recomendaciones a los cotizantes. Una de ellas es no cambiarse de fondo. “A estas alturas, aquellos pertenecientes a los fondos más riesgosos asumieron ya sus pérdidas, y al cambiarse a uno de menor riesgo, como el D y E, capitalizarían esa pérdida. ¿Qué significa esto?, que si tienes una acción que antes de las presentes crisis, tenía un valor de $100 hoy esa acción puede tener un valor de $40, pero una vez que se recupere la economía, la acción puede recuperar más rápidamente su valor, llegando nuevamente a un valor de $100 o más en menos tiempo que si cambio esa acción a una fondo menos riesgoso”.

El desafío que se presenta, sumó Moraga, es poder prever cuándo se acabará la crisis sanitaria o cuál es el punto de inflexión en el mercado bursátil, que permita proyectar una recuperación de los diferentes fondos de pensiones, para esto las AFPs deberán estar atentos a los diversos factores que podrían dar indicios de una recuperación del mercado.

En tanto, el economista de la UDD, Carlos Smith, aconsejó, pensando en el largo plazo, que “a los menores de 50 años los enviaría al fondo A, ya que aún restan 20 años para seguir cotizando y poder recuperar con holgura lo perdido ahora, incluso logrando ganancias. Entre 50 y 60, yo me iría al C y los mayores de 60 al E. La historia demuestra que mientras más riesgos le pongas a tus fondos, más ganarán a largo plazo”, apuntó Smith.