contador de visitas gratis
Search
miércoles 25 noviembre 2020
  • :
  • :

Intendente Fernández y Seremis de Economía y Hacienda difundieron beneficios tributarios para pymes y pronto envío de proyecto que modifica ley de quiebras

Intendente José Fernández acompañado por la Seremi de Economía, Fomento y Turismo, Natalia Easton y de Hacienda, Lil Garcés, se dirigieron hasta San Juan 908, en Villa Las Vertientes, para visitar el negocio de Mariannela Mella, propietaria de Productos Canela, emprendedora que se reinventó para doblarle la mano a la pandemia. En el lugar, anunciaron importantes medidas para las pymes, que se suman a las múltiples medidas del plan de reactivación económica, “Paso a Paso, Chile se Recupera”, con fuerte foco en las pequeñas y medianas empresas.

El Intendente Fernández expresó “El plan “Paso a Paso, Chile se Recupera” tiene entre sus cuatro ejes centrales el dar apoyo a las pymes, por lo que las medidas que hoy se anuncian se suman a otras ya implementadas como los Créditos FOGAPE-COVID y los subsidios directos a través de Sercotec”.

Por su parte, la Seremi de Economía señaló “Las pymes son el corazón de Chile y el principal motor generador de empleo. Muchas de ellas se están viendo fuertemente afectadas por la pandemia, con reducciones importantes en sus ventas y serias dificultades en sus operaciones. Es por ello que nuestro gobierno ha dispuesto un completo paquete de medidas para ayudarlas a resistir los efectos de esta crisis y para darles fuerza cuando llegue el momento de la reactivación. En esa línea, valoro especialmente la reducción del impuesto a la renta del 25% al 10% hasta 2022 para las empresas de menor tamaño del régimen Propyme, la que significará para ellas pagar el menor impuesto de los últimos 30 años, y la depreciación instantánea de 100% del activo fijo, las cuales tendrán un importante efecto reactivador en nuestra economía nacional y regional”.

A su vez, la Seremi de Hacienda indicó: “Desde marzo hemos implementado una serie de medidas tributarias destinadas a apoyar los ingresos de las familias e inyectar liquidez a las empresas. Así, se han dictado más 30 medidas tributarias, entre las que se pueden destacar: la devolución anticipada de impuestos a la renta; la postergación de pagos de PPM, IVA y contribuciones; la disminución transitoria a 0% de la tasa del Impuesto de Timbres y Estampillas; y el otorgamiento da facultades especiales a los municipios para disponer de la postergación del pago de la patente municipal y de alcoholes”.

La ley promulgada esta semana contempla las siguientes medidas:

  1. Reducción impuesta a la renta desde 25% a 10% para las Pymes hasta 2020, medida que beneficiaría a 2 de cada 3 Pymes y significa una menor recaudación entre 2020 y 2023 por US$ 820 millones.
  2. Devolución del IVA pagado en bienes y servicios, entre enero y mayo, a aquellas pymes que hayan visto disminuidas sus ventas en al menos un 30%. Esta medida permitirá inyectar una liquidez de hasta US$ 75,6 millones a las empresas que se vieron afectadas por la crisis.
  3. La ampliación de la depreciación instantánea de 100% para todo el país hasta fines del año 2022 por la compra de activos fijos. De esta manera, las empresas podrán rebajar su carga tributaria el mismo año que hagan la inversión.
  4. La entrega de una ayuda adicional a uno de los rubros más afectados durante los últimos meses: taxistas, colectiveros y transportistas. Se trata de un bono por $350.000 a microempresarios y conductores del transporte remunerado de pasajeros y un préstamo estatal y solidario, con tasa de interés real 0%, a los microempresarios del sector de transporte, por un monto de $320.500, el que podrá solicitarse hasta por tres veces.

Gracias a esta reforma tributaria se crea un círculo virtuoso, en donde la menor cantidad de impuestos a la inversión ayudará a crear más empleos y mejores salarios.
Adicionalmente, las autoridades destacaron el ingreso del Proyecto de Ley que Modifica Ley de Quiebras, el cual contempla mejorar la norma que entró en vigencia en 2014, principalmente en el ámbito de las micro y pequeñas empresas (Mipes) que representan cerca del 95% del total de las empresas y que tienen una mayor tendencia a entrar en insolvencia. Pese a esto, con la ley actual sólo 27% de las reorganizaciones corresponden a este sector. Para solucionar este y otros problemas, el proyecto creará un nuevo proceso simplificado de reorganización para Mipes, mediante el cual se eliminarán los costos de auditorías, se disminuirán los costos de veedores, se simplificarán los procesos y se disminuirán los plazos; y un nuevo proceso simplificado de liquidación para Mipes y personas naturales, que permitirá que el deudor conserve sus bienes hasta su venta y que elimina el requisito de tener bienes para iniciar el procedimiento.
Las modificaciones buscan simplificar y agilizar los procesos de liquidación, renegociación y reorganización de personas y empresas. Esto permitirá tener procesos más cortos, más baratos y con menor pérdida de valor.
Con eso se logra que las personas, micro y pequeñas empresas puedan volver a reinsertarse en la economía y una última vía de escape para empresas que están en insolvencia y no son capaces de salir de su situación.