contador de visitas gratis
Search
jueves 4 marzo 2021
  • :
  • :

PCR negativo – Rodolfo Cárdenas – Opinión

 

Desde hace un tiempo a esta parte el transcurso de la vida de miles de personas en el mundo está centrado en los resultados del examen, colocando a la pandemia en el centro de los requerimientos del ser humano.

Sin embargo, en estos 11 meses de pandemia también el examen ha develado la carencia,  la pobreza y la falta de políticas públicas proteccionales y de autoridades con capacidades para llevar a cabo con creatividad y compromiso iniciativas que permitan centrarnos en lo importante y no en lo accesorio, visualizar al ser humano y su contexto, y no abusar del exceso de “normalidad, en un período en que nada se parece a lo que estábamos acostumbrados.

Así mismo, la huella del resultado ha provocado en algunos la indolencia pero en muchos la afectación de su situación social, familiar, laboral, económica, entre ellas la salud mental agravada por el dolor, la pérdida y la incertidumbre, esta nueva forma de convivir requiere del esfuerzo de todos, pero de sobremanera de un sistema que consagre el cuidar como un eje fundamental en el quehacer de la institucionalidad responsable de dirigir a todo nivel la emergencia socio sanitaria.

Para cuidar de nuestro bienestar emocional, necesitamos más allá de un examen PCR, el desarrollo de buenas prácticas locales, con agentes comunales empoderados y líderes con motivación para hacer cambios sustantivos en el accionar, y romper el status quo del sistema imperante, y así  acompañar a las personas, haciendo frente a la desesperanza  y al olvido, con una sociedad que cuida, protege a todos y todas, desde el que toma el examen, al que debe tomarse el examen, al conductor, a la ciudadana a pie, al que lucha cada día por el sustento de su familia, al obrero, al ejecutivo endeudado, al comerciante, al agente cultural, a la jubilada y al electricista del barrio, al estudiante,  a la profesora, a la persona cesante que busca trabajo,  al que lee hasta aquí, y aquel que sigue soñando por mayor justicia social.

La historia se construye cada día entre todos y todas, por eso nuestras fortalezas son el fruto de nuestro desarrollo, dejemos de ser una sociedad de responsabilidad limitada  a una sociedad de cambio social, que avanza en derechos humanos, en educación, salud, ciencia, que cuida del medio ambiente, fomenta la participación ciudadana, y  entrega a cada uno seguridades para un mejor convivir.

Un abrazo,

Rodolfo Cárdenas Alvarado

Trabajador Social Fueguino.