contadores web

Te pensionas tu, me pensiono yo – Rodolfo Cárdenas

Te pensionas tu, me pensiono yo – Rodolfo Cárdenas

Hoy en día hablar de vejez, ya no es sinónimo de júbilo ni de descanso pleno, que correspondería vivir en este período de la vida, sino más bien se encuentra cada vez más sombrío y complejo, tanto en lo que dice relación a ingresos como acceso a prestaciones, actualmente las políticas sociales avanzan lentamente en promover el bienestar y desarrollo de las personas mayores.

La Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores,  la cual ratificó Chile en el año 2017, viene a colocar una base sobre la cual debemos preocuparnos y ocuparnos, sin embargo, muchos no alcanzan a ser parte de estos proceso de cambio, la lentitud de los procesos de implementación, la burocracia y así como los intereses creados por grandes conglomerados van mellando una mejor calidad de vida, de aquellos que han entregado una vida al servicio de sus familias, comunidades y del país.

Nuestro Sistema de Pensiones basado en una Cuenta de Capitalización Individual, lo único que se encuentra otorgando es una sensación de desamparo en las personas mayores, aún Chile no es capaz de que la pensión que garantice el Estado para sus ciudadanos a través de cualquier sistema sea a lo menos igual al sueldo mínimo. Mientras en paralelo existe una diferencia con un sistema estatal sólo para un limitado sector, y la gran mayoría continua sin alzar su vuelo.

Ya que existe la voluntad para derrotar un Sistema Previsional injusto, debemos procurar que avance con rapidez y sea enérgico el cambio, la administración de nuestros recursos a través del sistema actual, ya no puede continuar.  La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), con quien siempre nos tratamos de medir, establece y recomienda diversificar la forma de financiar las jubilaciones, confluyendo un sistema de reparto y otro de capitalización, los cuales deben complementarse, y el Estado promover las garantías para que en Chile los jubilados y pensionados vivan con ingresos dignos.   Al respecto, nos queda preguntar: ¿Qué nos falta para alcanzar un desarrollo en esta materia?; ¿Podremos recuperar un método previsional pertinente y que entregue dignidad?  

Procurar mayor calidad de vida a las personas mayores, con componentes solidarios,  prestaciones sociales robustas y una administración eficiente, debe contar con una gestión estatal que garantice montos dignos, y que dejen en el olvido la pobreza encubierta en la que viven muchos hombres y mujeres sobre los 60 años de edad, es una tarea de derechos humanos, que se encuentra pendiente, y el esfuerzo de lograr modificar, es ahora.

RODOLFO CARDENAS ALVARADO

TRABAJADOR SOCIAL FUEGUINO