contador de visitas gratis
Search
viernes 18 junio 2021
  • :
  • :

Diputada Amar solicita al Gobierno colocar suma urgencia a proyecto que busca rebajar el impuesto específico de los combustibles

 A través de un oficio de resolución la Diputada Sandra Amar le solicitó al Gobierno colocar suma urgencia al proyecto de ley que busca la rebaja del impuesto específico de los combustibles en estados de excepción constitucional, calamidad pública o similar con el fin de ir en ayuda de las millones chilenas y chilenos que se han visto fuertemente afectaos por la crisis sanitaria que enfrenta nuestro país.

“Hace unas semanas presenté en la Cámara de Diputadas y Diputados un proyecto de ley que busca rebajar el impuesto específico de los combustibles. Estamos en momentos complejos, donde las familias chilenas lo han pasado mal, por eso solicité al Gobierno colocarle suma urgencia a este proyecto que dará un alivio al bolsillo de millones de personas que utilizan diariamente los vehículos como medio de transporte y también para aquellos que lo usan para trabajar. Hoy más que nunca debemos solidarizar con quienes más lo necesitan», enfatizó la Diputada Amar.

A eso agregó que “espero que el Gobierno se ponga en los zapatos de las millones chilenas y chilenos que han tenido que enfrentar esta difícil crisis sanitaria y a la vez, crisis económica. Necesitamos que se acelere la tramitación de este proyecto de ley por el bien de todos ellos. Ojalá tengamos pronto buenas noticias, sobre todo en estos tiempos que continua el alza constante y desmedida de los combustibles por ya 28 semanas, sobrepasando en algunas zonas del país los mil pesos por litro”.

Este proyecto, busca modificar la ley 18.502, que establece el impuesto a los combustibles, agregando un artículo que permitiría disminuir el gravamen que los afecta en tiempos de crisis, y es liderado por la Diputada Sandra Amar (IND), el Diputado Álvaro Carter (IND) y el Diputado Rolando Rentería (UDI).

Por último, recordar que este impuesto específico fue instaurado en el año 1986, con un fin transitorio, para la reconstrucción post terremoto de 1985. “Es ilógico que se siga cobrando este impuesto después de casi 35 años. Su finalidad ya se cumplió y ahora la ciudadanía necesita un pequeño respiro económico” finalizó la parlamentaria por Magallanes.