¿Cuál es la situación del COVID-19 en Chile?

¿Cuál es la situación del COVID-19 en Chile?

El COVID-19 en Chile generó distintas complicaciones a nivel salud y economía, aunque el fin de la pandemia parece estar cada vez más cerca. Veamos más sobre esto.

La pandemia del COVID-19 en Chile

Cuando la pandemia empezó a comienzos del 2020, la incertidumbre de todos los países era notoria. Especialmente, porque nadie esperaba la llegada de un virus tan desconocido, como era el caso del COVID-19. Nadie tenía demasiada información sobre su transmisión, su mortalidad y sus efectos sobre las economías de los pueblos.

Más de un año después, ya sabemos que los países tuvieron que tomar distintas medidas. Por ejemplo, en Chile se implementó un Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que son pagos que se realizan a las familias más necesitadas que se encuentren inscriptas en el Registro Social de Hogares (RSH) y cumplan con los requisitos.

En la última implementación, esta ayuda buscó llegar a 7 millones de hogares, con 15 millones de personas, aproximadamente. Entre los principales necesitados y que pueden inscribirse para este IFE Universal, se encuentran:

  • Los que sean del 90% de la población más vulnerable o inferior del Registro Social de Hogares (RSH) y que no hayan tenido IFE desde abril del 2021.
  • Los que tengan una calificación del Registro Social de Hogares que todavía se encuentre procesando.
  • Los que se encuentran entre el 91% y el 100% del Registro Social de Hogares, siempre y cuando declaren ingresos al registrarse. En este caso, el tope es de 800 mil pesos por cada uno de los integrantes de la casa.

Es decir, este beneficio lo que busca es pagar los meses correspondientes desde el mes en el que se haga la solicitud para el nuevo IFE. Este monto contempla unos 177 mil pesos en hogares de una persona, con un límite de 887 mil pesos para aquellos que tengan más de 10 integrantes.

El fin de la pandemia

Pese a que los países están vacunando a gran parte de su población, como ocurre con Chile, todavía la pandemia no ha finalizado. Justamente, la inoculación para alcanzar una inmunidad de rebaño puede ser efectiva para reducir enormemente la letalidad del virus, pero no llega a ser una garantía absoluta de inmunidad.

Es decir, el COVID-19 seguirá conviviendo con nosotros y es probable que muchas de las medidas de higiene que hemos tomado todavía continúen durante un tiempo más. Esto ocurriría porque la llegada de la pandemia marcó un antes y un después, no solo en términos de higiene, sino también de concepciones de las economías.

Por ejemplo, la posibilidad de realizar trabajos 100% a distancia o el fortalecimiento de los estados para destinar montos de dinero a las familias vulnerables significaron un cambio de perspectiva. De la misma manera, algunas cuestiones relacionadas con el cuidado del medioambiente para evitar el desastre de una futura pandemia.

Si bien queda poco para llegar al fin de la pandemia, las ayudas estatales seguirán siendo fundamentales para evitar la destrucción de la economía chilena.