Con énfasis en la prevención y el autocuidado, sector salud conmemoró día mundial contra la hepatitis 2015

Con énfasis en la prevención y el autocuidado, sector salud conmemoró día mundial contra la hepatitis 2015

saludCon motivo del “Día Mundial Contra la Hepatitis 2015”, el Ministerio de Salud ha querido relevar esta fecha con el fin de acrecentar la sensibilización y el conocimiento de este grupo de enfermedades. Por este motivo la Secretaría Regional Ministerial de Salud y el Servicio de Salud Magallanes organizaron en la Galería Palace de Punta Arenas una mesa educativa para entregar a la comunidad información básica de la hepatitis, mecanismos de transmisión y prevención.

 

En esta iniciativa participaron el SEREMI de Salud, Oscar Vargas, la Jefa del Departamento de Articulación de la Red del Servicio de Salud Magallanes, Ariela Vera, el encargado del Programa de VIH e ITS de la SEREMI de Salud, Eduardo Velásquez, la referente del Programa de Hepatitis B y C del Servicio de Salud,  María Soledad Araneda, además de alumnos de enfermería de la UMAG e integrantes del Consejo Asesor Joven de la SEREMI de Salud.

 

El SEREMI de Salud, Oscar Vargas, explicó que el sector salud busca sensibilizar y acrecentar el conocimiento en la comunidad frente a esta enfermedad. “Lo que hoy estamos haciendo es buscar difundir la importancia de la prevención de la hepatitis, la que tiene que estar presente no solo hoy sino todos los días, porque lo que pretendemos es generar conciencia de una enfermedad que está en la región y el país, la cual podemos prevenir”.

 

“Durante los años 2012 y 2013 Magallanes tuvo tasas bastantes altas de hepatitis B, lo que nos preocupó. Afortunadamente estos índices poco a poco han disminuido, pero no debemos descuidarnos. Se trata de un tema que la gente debe tomar conciencia y adoptar las medidas preventivas”, indicó el SEREMI.

 

En el último quinquenio 2010- 2014 se notificaron en la SEREMI de Salud un total de 137 casos de Hepatitis B. Destaca particularmente  el incremento de tasa de notificación en los años 2012 y 2013, la que ha disminuido en los últimos dos años, registrándose en Magallanes 9 casos el año 2014 y en lo que va del 2015 se han notificado 4.

 

El enfermero epidemiólogo de la SEREMI de Salud, Eduardo Velásquez explicó que la hepatitis es una inflamación del hígado causada por un virus. Existen cinco tipos de virus: A, B, C, D, E. Los virus A y E son transmitidos por consumo de alimentos o agua contaminados, por falta de hábitos higiénicos como no lavarse las manos antes de comer o después de ir al baño. Mientras que los virus B, C, D, pueden  ser adquiridos a través del contacto con, principalmente, sangre y fluidos corporales contaminados, contacto sexual no protegido, y de madre a hijo recién nacido.

 

“El factor de riesgo más importante en la transmisión de la hepatitis es la ignorancia, el no conocer las formas de trasmisión. Hay que tener presente que el virus de la hepatitis B es de 50 a 100 veces más contagioso que el virus del VIH. El hecho que hoy estemos conmemorando este día es una forma más de relevar este tema de forma que la comunidad esté informada y adopte las medidas de prevención para no adquirirla”, enfatizó Velásquez.

 

A su vez, la Jefa del Departamento de Articulación de la Red del Servicio de Salud Magallanes, Ariela Vera, explicó que “en el caso de la red asistencial, para el manejo de pacientes con hepatitis B y C, toda muestra de sangre que se tome a los usuarios tiene que ser analizada en nuestro banco de sangre. Para poder confirmar un caso de hepatitis la muestra tiene que ser analizada por el Instituto de Salud Pública (ISP). De resultar positivo, al usuario se le tiene que notificar, para lo cual existe todo un protocolo para informarle cual es la patología, cuales son los factores de riesgo y tratamiento pertinente para su situación”.

 

Agregó que “en el caso de la hepatitis A, las personas llegan principalmente por consultas de cuadros gastrointestinales a los centros de atención primaria. El manejo es sintomático y se realiza a través del arsenal de medicamentos que se dispone en los consultorios”.

 

Situación Magallanes Hepatitis B

 

En el año 2010 la tasa de hepatitis B fue de 14.5 por 100 mil habitantes (23 casos) y en el año 2011 fue de 15,7 por 100 mil habitantes. Destaca el año 2012 con un aumento de la tasa que alcanza a un 25.7 por 100 mil habitantes (41 casos). En el año 2013 se presenta una leve disminución de la tasa con 24.4 por 100 mil habitantes (39 casos) y el año 2014 una tasa de 5,5 por 100 mil habitantes con (9 casos).

 

Este aumento de notificaciones se puede explicar al refuerzo de la vigilancia epidemiológica de hepatitis B y C, a la búsqueda retrospectiva y notificación activa de casos y al cambio de la Circular de esta enfermedad el año 2009. Cabe destacar que desde 2010 en adelante, la SEREMI  de Salud Magallanes trabaja en forma coordinada con el  Servicio de Salud Magallanes para lograr la notificación de todos los casos confirmados por el ISP.

Dado el incremento de casos durante el año 2012, se realizaron acciones por parte de la Autoridad Sanitaria Regional con el objetivo de determinar la existencia de un brote y reforzar la vigilancia epidemiológica de los casos. Además se inició una estrategia de vacunación de trabajadoras sexuales de la región, previa a serología negativa.

La vacuna contra la hepatitis B es una forma eficaz de prevenir la infección por el virus de la hepatitis B, su efectividad alcanza niveles de protección a la infección en el 95% de las personas vacunadas inmunocompetentes. En Chile, los niños nacidos desde junio 2005, según lo establecido en el Programa Nacional de Inmunizaciones reciben vacunación pentavalente (incluye anti-hepatitis B), en esquema de 2 – 4 y 6 meses de edad y ya se observa un efecto de esta acción de salud pública, ya que no hay casos en menores de 4 años desde el 2010.

Medidas de prevención

 

En el caso de la Hepatitis A, las medidas de prevención son lavarse las manos con agua y jabón antes y después de comer e ir al baño, manipulación adecuada y segura de los alimentos y la vacunación.

 

En tanto para las Hepatitis B y C, se recomienda mantener relaciones sexuales seguras (manteniendo una pareja mutuamente única, uso de preservativo o abstinencia). Otras medidas preventivas son la utilización correcta del condón  durante cada relación sexual, la utilización de material estéril y desechable en  tratamientos inyectables, y no compartir artículos de uso personal que puedan tener sangre (Ej. Máquina de afeitar) A su vez, si se realiza un tatuaje o piercing, concurrir a un local autorizado por la Autoridad Sanitaria en donde se utilice material desechable y esterilizado.