contador de visitas gratis
Search
miércoles 28 octubre 2020
  • :
  • :

Otro Magallanes es posible -Oscar Vargas Zec – Opinión

                 

 Y desde esta zona extrema están las condiciones, la voluntad y la intención de hacerlo realidad. Analizar situaciones pasadas puede resultar injusto teniendo a la vista resultados, sin embargo ,es la única forma de ser objetivos en buscar mejores resultados para situaciones futuras, por ello a seis meses de pandemia, resulta conveniente analizar desde la perspectiva local los pro y contra de las políticas localmente aplicadas.

La situación del Covid 19 en la Región de Magallanes ha demostrado características particulares respecto de su evolución que deberían haber motivado a tomar decisiones locales, aun entendiendo que ellas no pueden ser contradictorias con las políticas nacionales de manejo de la epidemia , sin embargo , salvo la restricción vehicular recientemente adoptada, ello no ha sido la tónica.Se extraña autoridades proactivas y capaces de levantar acciones paralelas a las directrices centrales que nos hubiesen ayudado, a no enfrentar con la dureza que hemos vivido, esta segunda ola de contagios.Sin duda el mantener una sociedad civil activa, resiliente, motivada y participativa es vital para enfrentar la situación actual y evitar crisis futuras, la cooperación es un bien público esencial en toda comunidad.

Ello no ha sido entendido por las autoridades, quienes en completo aislamiento ,han impulsado las medidas nacionales sin escuchar a la sociedad civil, alejándose por ello de las particularidades regionales, comunales y de cada uno de los barrios o sectores vecinales.Ejemplos de voluntad de colaboración han habido muchos en nuestra región y seguramente si se abren espacios donde aportar ,habrán muchos más voluntarios para ayudar en el control y contención de la enfermedad.

El consejo regional, los dirigentes sociales, el voluntariado, han dado muestras fehacientes de estar en disposición de ser agentes de salud eficientes.

Cualquier plan de acción debe partir por autoridades activas y creíbles que levanten un plan de acción que primero debe generar un cambio comunicacional profundo dada la perdida de percepción de riesgo, ello no requiere sino voluntad y no necesita mayores autorizaciones centrales. En conjunto los datos deben mostrarse con total transparencia, las acciones, seguimiento y el riesgo solo se mide con cifras fidedignas, reales y entregadas a tiempo, redundando además en mayor respeto y credibilidad de las autoridades y una población  receptiva a acatar las medidas dispuestas.

Lo anterior lleva involucrado también la adopción más rápida de medidas de control, cuando las cifras superen umbrales de riesgo.

Pero no basta con entregar datos confiables, también deben involucrarse más actores y no solo para ser informados.

Desde la comunidad médica, científica y social se pueden generar acciones concretas de control que sean dinámicas y flexibles a entender los procesos comunitarios que se viven, para tener a las personas atentas y dispuestas a ser parte activa del proceso de control de la enfermedad.

El convocar a la comunidad a participar cumple además con lograr un objetivo que debería ser prioritario para cualquier autoridad enfrentada a una catástrofe, esto es lograr una acción conjunta, sin descalificaciones, sin preferencias, sin sesgos ideológicos, contribuyendo todos a un logro de bien común actualmente puesto en riesgo.

Aquí no cabe MI estrategia, es NUESTRA estrategia, de modo que todos confiemos en ella y aportemos desde nuestro propio espacio al logro de poner en control los contagios con el consiguiente beneficio a tantos que sufren con las distintas aristas con que el virus ha afectado a la sociedad.La pandemia no puede transformarse en un trofeo político, ello acarrea solo perdedores y lamentablemente quienes serán  los más afectados son los más débiles de la sociedad y que deberían ser el foco principal de preocupación.

Parafraseando el párrafo inicial y existiendo las capacidades, promoviendo las voluntades, trabajando por un bien común, otro Magallanes,  sin duda es posible y desde esta zona extrema podemos ser el ejemplo exitoso de logros y la amalgama de voluntades en aras de una mejor vida para todos.          

Oscar Vargas ZecCirujano Dentista

Colectivo Zona Extrema